CATA DE CERVEZA

CATA DE CERVEZA

Cómo degustar igual que un experto

Podríamos entender el proceso de cata de cerveza como la forma de apreciar el producto a través de la percepción  de nuestros sentidos, existen dos principales tipos de cata, como lo son para efectos  “amateur y profesional”. La primera es informal y generalmente la hacemos con nuestros amigos y eventos sociales; la segunda requiere de métodos y técnicas que permitan identificar y cuantificar las propiedades de la cerveza.  

El proceso de desarrollo de CATA se basa en cinco aspectos básicos y principales: aroma, apariencia, sabor, sensación en boca. Percibiendo, identificando y apreciando las cualidades de cada una de la forma más objetiva posible, la secuencia es primero oler, después mirar y, por último, degustar. Se hace en este orden para detectar los aromas más volátiles que se desprenden de la cerveza.

Un interesante artículo recomendado por el BJCP (Beer Judge Certification Program)  y escrito por Eduard W. Wolfe, describe el proceso de catar cerveza en una serie de pasos recomendados:

1. Inspeccionar visualmente la botella e identificar posibles signos de problemas (por ejemplo, un anillo alrededor del cuello que podría indicar contaminación bacteriana o demasiado espacio de aire en el cuello que podría indicar posible oxidación). Estas características pueden ser útiles en la descripción de los defectos que se descubran al catar cerveza, sin embargo, hay que tener cuidado de no prejuzgar.

2. Servir la cerveza en una copa limpia y realizar un esfuerzo en producir una generosa, pero no excesiva, corona de espuma. Para las cervezas muy carbonatadas, esto puede requerir servir cuidadosamente la cerveza con la copa inclinada. Por otro lado, para las cervezas con baja carbonatación, esto se puede conseguir sirviendo en caída a unos 15 centímetros desde la botella. Para cada estilo hay un tiempo y forma que le otorgará su apariencia óptima.

3. Oler la cerveza. Tan pronto como sirva la cerveza, agitar la copa y llevarla a la nariz inhalando en varias ocasiones. Cuando una cerveza está fría, puede ser necesario entibiarla un poco con la copa entre las manos, o cubrir la parte superior para que los aromas volátiles se acumulen en una concentración suficiente. Tomar nota de sus impresiones y en particular, cualquier aroma que pueda detectar.

4. Inspeccionar visualmente la cerveza, inclinar la copa y examinar a contraluz y tomar nota.

5. Oler nuevamente la cerveza. Una vez más, agitar la copa si es preciso e inhalar el aroma de la cerveza en repetidas ocasiones. Notar como cambia el aroma de la cerveza al ganar temperatura y como los aromas volátiles empiezan a disiparse, Tomar nuevamente nota de todas sus impresiones.

6. Probar la cerveza tomando alrededor 1 onza  y cubrir todo el interior de la boca con ella. Asegurarse que la cerveza entre en contacto con sus labios, encías, dientes, paladar y toda la lengua, tomar la cerveza y exhalar por la nariz. Tomar nota de sus impresiones sobre los sabores primarios, secundarios y retrogusto.

7. Tomar otro trago de cerveza. Tomar nota esta vez acerca de las sensaciones físicas en boca que le produce la cerveza.

8. Evaluar su impresión general. Relajarse. Respirar hondo. Oler y saborear la cerveza nuevamente. Finalmente hacer una pausa para considerar en que grupo general calificarla, por ejemplo, excelente, muy buena, buena, o con problemas.
 

Toma en cuenta que el objetivo principal de la guía de estilos de cervezas BJCP, es  proporcionar estructura y proceso para competiciones justas. Las pautas de estilo permiten que todos los cerveceros compitan en igualdad de condiciones. Por lo cual antes de catar cualquier estilo de cerveza deberás consultar previo esta guía, así conocerás los parámetros que definen el estilo de cerveza que comenzaras a catar.

“Porque el beber también es cultura”

No Comments

Post A Comment