EL SOMMELIER ACTUAL

EL SOMMELIER ACTUAL

Hoy día, con la velocidad que suceden las cosas, y con la velocidad que queremos que sucedan, no nos damos cuenta de que, particularmente en las grandes ciudades, estamos viviendo mucho más rápido y queremos -o necesitamos- experiencias “inmediatas”. De esto no está exento el mundo del vino y los destilados, ya que, aunado a la “inmediatez” de las cosas, buscamos dejar atrás muchas de las experiencias que -particularmente los millennials-, son catalogadas como “retro” o “tradicionales”.

Es entonces que vemos surgir vinos de color azul, destilados con hoja de oro, o cambios importantes en los métodos de elaboración tanto de los productos base como de la tradicional coctelería, que muchos ahora definen como mixología. La realidad es que cada época tiene lo suyo y a nosotros nos toca estar hoy aquí y vivirlo de esta manera.

Entonces, ¿qué es lo que se supone que debe hacer un Sommelier? Lo mismo que hemos venido haciendo al cabo del tiempo: reconociendo las diferencias en elaboración de productos, de los gustos y necesidades de los consumidores, y, sobre todo, respetando lo que significa Ser Sommelier.

Ya no esperemos ver al Sommelier como esa figura magnánima que, principalmente, nos ilustra en el mundo del vino, vestido siempre de manera elegante y ostentosa, sino a la persona que nos guiará o acompañará en una experiencia de los sentidos; que lo mismo entiende y disfruta un buen vino con platillos gourmet, como un vino casual con la comida de todos los días.

Aquí seguramente uno de los doctos en la materia nos podrá decir que esto sucede siglos atrás en culturas como la italiana, francesa o española, por mencionar algunas; sin embargo, ahora nos toca promoverlo y disfrutarlo en cualquier lugar del mundo.

Hoy, en este mundo tan veloz, es importante tomar momentos de disfrute y relax, con calma, con la posibilidad de que nuestros sentidos se conecten y perciban de una manera más integral y completa ese disfrute. Que el hecho de ver, oler, probar, sentir y porque no, escuchar una bebida, sea significativo y memorable.

Si aún no lo has hecho, inténtalo, tómate unos minutos de más para que, cuando tengas una bebida en tus manos, hagas de ese momento algo sensible y emotivo.

Así qué, ¡SALUD!

En IESEG contamos con una Especialidad en Sommelier que te permitirá adquirir las competencias necesarias para ser un experto del vino y abrirte nuevas oportunidades personales y profesionales.

No Comments

Post A Comment