LOS TAMALES

LOS TAMALES

AL RESCATE DE LAS TRADICIONES: 2 DE FEBRERO DIA DE LA CANDELARIA

El tamal que me mandaste. aunque yo no sé con quién, no es-ta-mal, porque está bien y está bien, porque es-ta-mal. Dice el refrán popular

Entre las fiestas que se celebran a lo largo del año y que reúnen a la mesa a las familias mexicanas, está la del día 2 de febrero, día de la Virgen de la Candelaria.

En ésta ocasión, el anfitrión será, la persona que al partir la rosca de reyes del día 6 de enero haya encontrado al “niño Dios” y por lo tanto sea el afortunado en invitar a los “tamales” y el atole en esta fecha.

El afortunado  deberá prepararse con una buena cantidad de ellos para poder satisfacer el apetito voraz de los comensales, que desde días  previos, alista al paladar, para tan suculento platillo.

Los tamales los encontramos de una inmensa variedad de ingredientes como puede ser: frijol, carne de puerco, carne de pollo, flor de calabaza, camarón, dulces y salados dependiendo de la zona donde se hagan así serán los ingredientes, también la variedad de hojas para envolverlos que pueden ser  de maíz secas,  hojas frescas de maíz,  hojas de plátano, papatla,  hoja de acelga, etc.

Los aromas que se despiden desde la vaporera donde se preparan, hace que se quiebre la voluntad más férrea, y se olvide de la “dieta”, para saborear este exquisito platillo que forma parte de la identidad nacional del mexicano.

El arte de la elaboración de los tamales, en casi todas las casas, recae en las abuelas,  por lo general en la persona de mayor edad. Actualmente muchas  mujeres están preocupadas en la transmisión de estos conocimientos, porque debido a la forma de vida actual,  se corre el riesgo de que a tan bella tradición, le llegue el polvo del olvido.

La bebida tradicional para acompañar a los deliciosos tamales es un rico atole, que puede ser degustado de muchos sabores como piña, naranja, tamarindo, guayaba, en el caso de los de frutas, también los hay de chocolate, cajeta, arroz, galleta, avena, mazapán, etc., efectivamente los atoles pueden hacerse con frutas, cereales, verduras, etc., originalmente se conformaron de masa de maíz y agua, al paso del tiempo se han añadido muchos ingredientes y diversificando su elaboración, de una u otra manera son una delicia al paladar.

El origen de la palabra tamal:

Voz que se origina de la  palabra en lengua  náhuatl tamalli, y cuyo significado habla de una especie de pan sabroso y delicado hecho con la masa de maíz, que usaban los antiguos pobladores de este continente además de las tortillas que se servían a manera del pan común, como lo son hasta hoy en día. Los tamales no se toman en lugar del pan, sino más bien con él. Nuevo Cocinero Mexicano en forma de Diccionario, 3ª. Facsimilar, 1992, México, D.F, pag. 813.

“Al que nace pa’ tamal, del cielo le caen las hojas” Refrán popular

No Comments

Post A Comment