YAQUIS

YAQUIS

Introducción

Un aspecto importante en la formación de un/una gastrónomo mexicano es el conocimiento de las raíces indígenas sobre las que se han desarrollado la amplia y variada comida mexicana, es por ello que recurrimos a la página Atlas de los pueblos indígenas de México (http://atlas.cdi.gob.mx/I ), donde se encuentra un compendio monográfico de los grupos étnicos del país.

La información del presente artículo se tomó de: http://atlas.inpi.gob.mx/?page_id=3527.

Lengua

La lengua hablada por los Yaquis  pertenece al tronco lingüístico yuto-hacua

Ubicación geográfica

Datos Históricos

La historia de los yaquis desde la irrupción de los españoles a la fecha ha sido una historia de adaptación y resistencia: Se han adecuado a las circunstancias históricas, como lo fue la aceptación de los jesuitas, pero han peleado en la defensa de sus pueblos, territorios y tradiciones, es por ello que transcribimos en extenso el texto histórico que sobre ellos aparece en el Atlas de los Pueblos Indígenas de México.

Los yaquis se han caracterizado como un pueblo aguerrido en pro de la defensa de su territorio y el derecho a autogobernarse, lo cual los ha marcado a través de las distintas etapas de conformación del país. Los primeros enfrentamientos con los españoles tuvieron lugar hasta 1607, en ellos salieron victoriosos los yaquis. Hacia 1610 los yaquis aceptaron la presencia de dos misioneros jesuitas, con lo que dieron inicio las relaciones entre indios y conquistadores. Durante este periodo se llevó a cabo la concentración de los yaquis en los ocho pueblos tradicionales, con tal éxito, que esta organización territorial fue considerada sagrada, e imposible la reducción o aumento de otro pueblo cabecera. Con la expulsión de los jesuitas en 1767 concluyó este periodo de relativa paz. Los franciscanos, que remplazaron a los jesuitas, no lograron mantener el control. En este periodo los yaquis empezaron a tener uno de los principales problemas que enfrentan hasta la fecha: el despojo de su territorio por parte de los colonos. Las luchas guerrilleras se sucedieron una a otra con el cambio de distintos líderes que eran ejecutados por el ejército. Este periodo es conocido como las Guerras del Yaqui y constituyó para el grupo un proceso de merma demográfica, pérdida de su territorio y desajustes políticos. Durante el Porfiriato se intensificó la ofensiva y miles de yaquis fueron vendidos como esclavos y deportados a Yucatán y a Quintana Roo. Los que lograron huir se refugiaron en Arizona. En el conflicto revolucionario hubo una importante participación yaqui, pues prometieron devolverles su territorio al final de la guerra. Obregón faltó a la promesa y se dieron nuevos levantamientos hasta 1929. Mediante los acuerdos establecidos con Lázaro Cárdenas en 1937, se les ratificó la posesión de 485 235 ha reconocidas como territorio exclusivo. Con estos acuerdos se perdieron dos poblados tradicionales, Cocoryt y Bácum; para reestablecer los ocho pueblos originales se fundaron Loma de Guamúchil y Loma de Bácum. Con la construcción de la presa de la Angostura (1941) y la del Oviachic (1945), los yaquis perdieron el recurso indispensable del agua, por lo que tuvieron que migrar masivamente a los centros urbanos del estado; este problema se resolvió en parte con la construcción de canales. Es a través de todas estas movilizaciones de resistencia que los yoemes adquirieron un fuerte sentido de identidad y sentaron las bases de lo que sería su estructura social y organización comunitaria, la que hasta nuestros días sigue prevaleciendo a pesar de que casi han desaparecido como grupo étnico, producto del genocidio del que fueron objeto y de la llamada diáspora, es decir, de las movilizaciones que emprendieron, tanto de manera forzada como para huir de la persecución, culpables únicamente de ser un pueblo resistente a la asimilación económica y política que pretendía el Estado Mexicano.

Religión y Cosmovisión

El ciclo ritual de los yaquis está basado en el calendario católico, sin embargo, se distingue claramente un calendario agrícola con una clara diferenciación de las temporadas de seca y lluvias.

Gastronomía

Parte de su gastronomía, se compone de café de trigo, atole de garambullo, chicharrones de tejón, pozole de trigo, ostiones asados, albóndigas de liebre y patas de mula guisadas con verdura. Resulta interesante ver la adopción del trigo en su gastronomía.

No Comments

Post A Comment